Tratamiento de las adicciones en Girona

Psiquiatría

Psicología

Educación social

especializada

en adicciones

Ofrecemos un tratamiento de las adiciones en Girona plenamente contextualizado desde la mirada de género, atendiendo a las características particulares del hecho de ser mujer en una sociedad en la que la mujer con adicción es gravemente estigmatizada y culpabilizada.

Atendemos desde la sinergia de un equipo altamente calificado en psiquiatría, psicología y educación social especializado en adicciones.

 

Nuestro tratamiento de las adicciones en Girona

Recuperarse de una adicción va más allá de la abstinencia, puesto que la abstinencia por sí sola no garantiza una vida buena ni la recuperación. Si no se hace un proceso de autoconocimiento y crecimiento personal las recaídas son frecuentes, no en el primer año, pero si algún tiempo después. Por este motivo, nuestro tratamiento se estructura en un proceso de inmersión por fases que asegura que la paciente no sólo deje el consumo sino que alcance una vida plenamente satisfactoria.

Trabajamos desde el modelo bio-psico-social y el programa Minnesota. Lo hacemos desde la interdisciplinariedad vinculante a los profesionales necesarios que requiere recuperarse de la enfermedad de la adicción, psiquiatría, psicología y educación social con la especialización de drogodependencias y conductas adictivas.

 
Primera fase: Diagnóstico y línea estratégica

En esta primera etapa del tratamiento de las adicciones en Girona, la psicóloga y la terapeuta de referencia ya partir de la historia de vida de la paciente y las aportaciones de la familia elaboran el primer diagnóstico.

Seguidamente, se valora la necesidad de desintoxicación y la pertenencia de atención psiquiátrica (desintoxicación, pautas de reducción de la sintomatología de la abstinencia, prescripción de la pauta de medicación y la valoración de la salud mental en caso de padecer patología dual).

Reunidos los datos se establece la línea terapéutica a seguir de forma personalizada en función de la severidad de la adicción de la paciente y de las necesidades de la familia y/o pareja.

 
Segunda fase del tratamiento de las adicciones en Girona; Tratamiento de inmersión y terapia cognitiva-conductual y psicoanalítica

Para recuperarse de una adicción es necesario pasar por un proceso de inmersión terapéutica. Durante un tiempo todo debe girar en torno a la recuperación con el objetivo de mantenerse abstinente introduciendo cambios cognitivo-conductuales y estrategias para evitar la recaída. El acompañamiento es intensivo con terapias individuales, grupales y terapias familiares y de pareja.

Durante esta etapa y lograda la abstinencia se inicia el tratamiento individual y familiar y se introduce el programa de prevención de recaídas. Se inicia la terapia psicológica y la terapia cognitivo-conductual.

Se trata de irnos familiarizando con las características de la adicción y conocer cómo se desarrolla la recuperación de la enfermedad y cómo será el proceso. Inicialmente, se trata de introducir hábitos sanos y transmitir herramientas y estrategias conductuales para evitar el retorno al consumo, romper la negación y el autoengaño, trabajar las resistencias y aumentar la motivación al cambio.

En esta segunda fase del tratamiento de las adiciones en Girona, también se trabaja de forma intensiva con los acompañantes de la paciente a través de la terapia familiar sistémica. El objetivo es reducir la conflictividad relacional que la adicción ha causado en el núcleo familiar en general y en cada miembro en particular para que el proceso sea exitoso.

 
Tercera fase: Conciencia de adicción y terapia cognitiva-conductual-emotiva

Una vez estabilizada la abstinencia se trabaja en la conciencia de adicción y se aborda la problemática social y psicológica que ha derivado en el establecimiento y mantenimiento de la adicción en la vida de la paciente. El objetivo de la terapia en esta fase es empoderar a la mujer en las cuatro áreas que harán que la paciente estabilice su vida y tenga las herramientas necesarias para no necesitar consumir frente a cualquier dificultad vital.

En esta fase se trabaja en las siguientes áreas:

· Área personal, psicológica y emocional: autoconcepto, autoestima, autonomía, sistema de creencias, traumas, gestión de las emociones…
· Área familiar (familia y pareja): reestructuración del vínculo y de las relaciones.
· Área laboral: profesionalidad, expectativas…
· Área social: sistema relacional y posicionamiento, ocio y tiempo libre, hobbies…

Para mantener una abstinencia sostenida en el tiempo es absolutamente necesario que todas las áreas se hayan trabajado en profundidad para evitar cualquier resquicio que nos conduzca de nuevo al consumo.

 
Cuarta fase: Mantenimiento

Esta fase del tratamiento de las adicciones en Girona es para consolidar todo el trabajo terapéutico llevado a cabo hasta entonces, se mejora y consolida. Se adquiere una muy buena destreza en la gestión emocional y se alcanza el empoderamiento personal de la paciente que hará que se sienta plenamente realizada y, por tanto, que no vuelva a consumir.

Es la parte más “hermosa” de la recuperación. Todo se ha ido poniendo en su sitio. Las ganas de consumir han desaparecido prácticamente, la conflictividad inicial se ha reducido y/o aceptado. La paciente se reconstruye desde una nueva mirada de sí misma y hacia los demás y el mundo.

La fuerza y la ilusión de que otra vida es posible emerge con toda su fuerza. Se siente paz, tranquilidad, felicidad y ganas de vivir. El sufrimiento ha desaparecido.

 
Quinta fase: Fin de la relación terapéutica

La paciente ya está preparada por el alta terapéutica y se le acompaña en el proceso de separación hasta que ella misma se sienta segura para finalizar la relación. Toda rotura y toda pérdida contienen un período de duelo que debe ser trabajado.

En caso de que la paciente quiera ir creciendo interiormente y mejorar aspectos personales se inicia un nuevo abordaje y un itinerario personalizado de acuerdo con su demanda.

 
Grupo 88

Psiquiatría

Bio-Psico-Social

En las adicciones la bioquímica cerebral está alterada y es necesario restablecer el equilibrio del SNC (Sistema Nervioso Central) para facilitar el proceso de recuperación. Es fundamental valorar el estado que presenta la paciente y las consecuencias del consumo, tanto en el ámbito médico como psíquico para realizar un diagnóstico riguroso.

En un primer momento del tratamiento de las adicciones en Girona, se realiza la desintoxicación física con el tratamiento farmacológico adecuado de cada sustancia y las particularidades de salud de cada paciente.

Una vez eliminada la sustancia del cuerpo, superada la dependencia física y reducidos los efectos desagradables del síndrome de abstinencia, tanto físicos como psíquicos, se procede a valorar la pauta farmacológica a seguir para ir equilibrando la bioquímica cerebral, ya que esta tarde un tiempo en regularizarse. Si el consumo ha sido muy elevado, a menudo es necesario incluso un ingreso.

Suele ser habitual encontrarnos con alteraciones psicológicas y trastornos previos a la adicción o asociados a ella, que requieren una atención médica especializada para ser tratados: estados depresivos, trastornos de ansiedad, de la personalidad, trastorno de la conducta alimenticia o otras conductas y comportamientos que necesitan ser tratados en el ámbito médico. Por todo ello, la atención psiquiátrica es fundamental en adicciones porque ayuda a iniciar el proceso de recuperación con garantías y facilita el proceso psicoterapéutico.

Grupo 87

Psicología

Bio-Psico-Social

Si bien regular la bioquímica es importante, también lo es, y mucho, el abordaje psicoterapéutico. La medicación ayuda a equilibrar el sistema nervioso central y paliar los efectos adversos del consumo, pero sin un cambio en el ámbito psicológico y de autoconocimiento la plena recuperación no es posible. Para recuperarse de una adicción no basta con dejar la sustancia. Es necesario un gran cambio interior para que la persona construya unos cimientos suficientemente fuertes para que nunca tenga que recurrir al consumo.

En este sentido, la atención psicológica durante el tratamiento de adicciones en Girona es esencial para abordar los traumas y dificultades de la personalidad que condujeron al consumo y que contribuyeron en la repetición de la conducta hasta contraer la enfermedad.

Se trata de indagar en su interior, entrar en la misma historia de vida y obtener la destreza necesaria para releer la historia personal desde una nueva perspectiva. En este sentido, la atención psicológica y el abordaje psicoanalítico acompaña y orienta a la paciente en el descubrimiento de las estructuras psíquicas que han conducido a una personalidad adictiva para reestructurarlas y lograr el cambio necesario para una abstinencia sostenida en el tiempo.

Grupo 87

Terapeuta en adicciones

Bio-Psico-Social

En paralelo y muy importante en la recuperación, es la parte social y educativa en manos de profesionales formados en adicciones y que hayan pasado por un proceso de recuperación. La identificación posibilita romper tabúes y una libertad total de expresar toda la “locura” que la adicción nos ha hecho vivir. Poder hablar sin miedo al juicio hace que la persona pueda ser honesta consigo misma y hacer un trabajo interior muy profundo desde su verdad. Sólo quien ha pasado por el mismo proceso conoce realmente el dolor que provoca una adicción y el sufrimiento que existe en el mismo proceso de recuperación.

La atención socioterapéutica acompaña de forma extensiva a la paciente, a través de las terapias individuales y grupales, y con terapias sistémicas con la familia y/o pareja para restablecer todo lo que ha dañado la adicción. Se trabaja desde la perspectiva de género que atiende a las especificidades de la paciente como mujer para una promoción personal, familiar, social y laboral exitosa.

Las terapias individuales que se llevan a cabo en el tratamiento de adicciones en Girona permiten personalizar el proceso de recuperación en un espacio íntimo en el que el vínculo con la terapeuta es esencial para diseñar un nuevo recorrido vital y reconstruirse de nuevo sin consumo. Encontrar esa esencia que posibilita un mayor grado de autoestima y un autoconcepto empoderador para no recurrir nunca más al consumo.

Las terapias grupales permiten la identificación con la otra-igual que ha pasado por el mismo dolor, una ayuda-mutua y un espacio de pertenencia en un recorrido que no es fácil y doloroso. Disfrutar de un pequeño grupo con el que compartir facilita el camino de la recuperación en el que la soledad es una sensación intrínseca del proceso y que se combate con la conciencia de grupo. Sentirse que perteneces a un grupo que te comprende el camino es más llano.

Sin embargo, la paciente obtiene un espacio de reflexión profunda y ayuda-mutua. Se ofrecen estrategias de prevención de recaídas, conocimientos para la gestión emocional, conciencia de adicción, autoconocimiento, talleres de motivación y cambio, fomento de la autonomía, el empoderamiento y la autoestima.

es_ESEspañol