Valores

El corazón de nuestra gente

Grupo 91

Profesionalidad

Nuestro más sincero compromiso por garantizar una atención eficaz con un equipo de profesionales de la psiquiatría, la psicología y la educación con formación universitaria. Mujer Adicciones se diferencia de otros centros en el sentido de que el profesional que realiza la terapia y que ha sufrido también de adicción realiza su labor en tanto que Graduado Universitario y Máster Oficial en Drogodependencias. En este sentido cumplimos con la responsabilidad de dar un asesoramiento altamente calificado más allá de la experiencia vital, también muy importante.  

Respeto

Todo ser humano merece un supremo respeto, a no ser juzgado por nuestra condición de sufrir una adicción y ser mirado sin prejuicios y estigmatizaciones. Mujer Adicciones te ve desde una mirada noble entendiendo perfectamente tu trayectoria y el porqué de tus actos. No juzga tu mochila, al contrario, te anima a vaciarla y te muestra cómo perdonarte, cómo cambiarla y liberarte del dolor. Tenemos derecho a reconstruirnos de nuevo. Haber caminado con tus mismos zapatos sólo nos permite mirarte desde el amor de una mujer que sufre y que acompañamos en su lucha con un trato humano y muy respetuoso con lo que está pasando.

Confidencialidad

Mujer adicciones se rige por el código deontológico de las disciplinas psicosociales y sociosanitarias que garantizan el secreto profesional. La confianza en que lo expresado nunca será revelado es esencial para la relación terapéutica. En la práctica Mujer Adicciones, atendiendo al estigma que genera la adicción en la mujer, da un paso más allá. Sólo la paciente y su familia sabe dónde estamos. Ni el barrio ni el edificio sabe qué problemática tratamos en nuestro espacio. Sin rótulos, sin placas, sólo un dibujo simbólico que sólo nuestras pacientes saben.

es_ESEspañol